[2017.08.06] Añadidos los vídeos de JFC, J-net y J-web de Nakamaru promocionando "Nakamaru-kun no Tanoshii Jikan 2" aquí.

12 agosto 2016

MAQUIA 2015.06 - Kame Camera

VOL. 48 Lo efímero

Todas las personas y cosas tienen una existencia efímera. Porque mientras pasa el tiempo, no pueden seguir sin cambiar.


Foto por Kazuya Kamenashi
Cuando se acercaba mi cumpleaños, fui a una tienda a la que suelo ir y recibí una tarta por sorpresa. ¡Me hizo muy feliz! Este año, de cierta forma he podido celebrarlo en un montón de lugares diferentes. Pensándolo ahora, es mi último año como veinteañero. Teniendo los nuevos retos y encuentros como mi alimento, ¡voy a lograr todo lo que me proponga!

   Vuelvo a casa de madrugada y estoy solo. Me encierro en la cocina y a la luz de las velas bebo alcohol. Lo que se escucha de fondo es la música de The xx, o la dulce pero oscura y melancólica Kinoko Teikoku. Y así paso ese momento efímero y me relajo. Me pregunto si mis raíces son tan deprimentes (risas). 
   "Lo efímero" está siempre a mi lado. Este trabajo es como los cohetes al final de un festival. Todos los proyectos tienen un tiempo limitado. Ya sean los trabajos a los que les tengo un gran apego, o incluso los miembros, con los que tengo una gran confianza; no puedo continuar con lo mismo siempre. Por unos momentos me sumerjo en la tristeza y luego continúo hacia lo siguiente. A los 13 años, al acabar la grabación del dorama en el que actué por primera vez, 3 nen B gumi Kinpachi Sensei, me puse muy triste y lloré mucho. Era como si fuera un instituto de verdad y cuando acabó el dorama, todo terminó. Es que sentía que no iba a visitar otra vez ese estudio. Pero ahora soy capaz de pensar "Voy a volver" (risas).
   Pero aunque ya esté acostumbrado por la experiencia, todavía me entristece el borrar el personaje que hay dentro de mi interior. Porque un personaje es algo como "otro yo al que no voy a volver a ver". En especial, en el estreno de Youkai Ningen Bem la Película, me sentí tan triste que llegué a llorar. Porque el proceso de integrar en mí esa presencia tan separada de la realidad que es Bem, fue un gran reto. Con Taira Kei de Second Love fue igual. Hubo muchas cosas que tuve que aprender como idiomas o el baile, además de ser un personaje muy difícil de entender psicológicamente. Conforme pasaba más tiempo enfrentándome profundamente a él, se iba volviendo cada vez más grande el espacio de Kei en mi interior. Desde que terminó el rodaje y lo borré, siento una gran pérdida.
   Aun así, me alegro de que a través de los trabajos y personajes pueda haber dejado grabados el "yo de ahora" y el "tiempo efímero". Desde que cumplí los 29 años este año, lo pienso cada vez más. ¡Sólo queda un años hasta que cumpla los 30! ¿Hay algo que pueda hacer como veinteañero, algo que pueda dejar (que pase a la historia)? Después de ser un veinteañero, vienen los siguientes años, 32, 33, en los que un hombre joven se va convirtiendo a cada segundo que pasa en un hombre adulto. Sí, como soy consciente de ello, puedo sentir su importancia aún más. No es que quiera mantener mi juventud. Pienso disfrutar como es debido este cambio en mí

Si todos hablasen del "Kamenashi de esa época"...

   El otro día, vi la película Shirakawa yofune, cuyo director, Wakagi Shingo-san, es el fotógrafo esta serialización. Al principio tenía la intención de verlo de forma objetiva, pero antes de que me diera cuenta, tenía a la niña protagonista a mi lado y lo vi con una sensación de distancia y desde un punto de vista de como si fuésemos novios (risas). Es una obra que aunque sientes su realismo, hay un extraño sentimiento efímero. Aunque es una historia ficticia, es maravilloso la forma en la que está grabada en la película la bondad y la energía de los actores tal y como si fuera por completo un documental. Algún día quiero que a mí también me graben de esa forma tan franca. Aunque puede que sea difícil porque la imagen de "Kamenashi Kazuya" la celebridad es muy fuerte. Pero quiero dejar grabado en una película a mí como persona e incluir eso (la imagen de celebridad). Puede que desee eso porque soy consciente de que tengo una presencia efímera. 
   Cuando veo la película Boogie Nights a veces me pongo un poco triste. Es una historia de un hombre normal que de repente se había hecho muy famoso, pero fracasa y de forma efímera desaparece. Al tener este trabajo, hay partes (de la película) que de forma natural relaciono conmigo mismo (risas).
   Pero la verdad es que no me limito sólo al trabajo en el mundo del espectáculo. Me pregunto si todas las personas y cosas tienen una existencia efímera. Las personas de todos los lugares viven ansiosos queriendo que las necesiten, pero cuanto más las necesitan, más se convierten en una existencia efímera que conquista la época en la que vive. Porque el tiempo pasa y mientras todo cambia, es imposible que sigan necesitando las mismas cosas. Pero eso no es algo triste. No pasa nada por simplemente vivir tal y como eres ahora mientras deseas que te vuelvan a necesitar una vez más. Por ejemplo, cuando KAT-TUN debutó, dejamos una fuerte impresión en mucha gente. Ya no existen los nosotros de ese momento, pero estaría bien que tallásemos en la mente de todos los nuevos nosotros. Y Kamenashi Kazuya como indivuduo es también así. No puedo continuar brillando en todo momento. Creo que de ahora en adelante van a haber altibajos, pero precisamente por eso, puedo convertirme en un nuevo yo. Dentro de un tiempo, estaría bien convertirme algún día en una existencia de la que digan "El Kamenashi de esa época era divertido" o "El Kamenashi de esta época era muy guay".



1 comentario: